fbpx

Rapé como experiencia espiritual

Si te gusta comparte y ayudanos a crecer

Rapé como experiencia espiritual

A lo largo de este blog, habrás descubierto muchas entradas relacionadas con el rapé. La verdad es que sobre el rapé se ha escrito mucho. De cara a la experiencia espiritual que existe frente a su consumo también existe mucha documentación. Es un tipo de polvo que tiene una historia milenaria.

En la actualidad, el consumo del rapé se realiza más que todo de manera recreativa. Sí, por supuesto, que existen chamanes que ofrecen el servicio de consumo como experiencia espiritual. Sin embargo, el índice de personas que acuden al rapé como alternativa recreativa es mucho más alto. Esto ocurre sobre todo en países de Europa y Estados Unidos.

Ahora bien, para entender el uso del rapé como una alternativa para vivir una experiencia espiritual, es importante considerar lo que representa la glándula pineal. En lo que se denomina como terapia Gestalt, existen muchos expertos que han explicado el cómo el rapé puede estimular la glándula pineal.

La glándula pineal y su despertar

La glándula pineal se encuentra ubicada cerca de donde se encuentra el entrecejo. Sin embargo, su posición exacta se desplaza hacia el interior, muy cerca del centro del cerebro. Esta glándula es conocida ancestralmente como El Tercer Ojo. Es el sexto chacra primario, dentro de la jerarquía de los chacras, que son los vórtices energéticos del cuerpo.

El chacra de la glándula pineal función está relacionada con la intuición. También se afirma que meditar sobre este chacra, que centrar la atención sobre lo que representa la glándula pineal, aporta significativamente a anular el ruido mental, despejando todas las emociones. Así lo constata Carl Jung, quien fue un psiquiatra suizo muy reconocido.

Lo que ocurre con la glándula pineal en el mundo contemporáneo, es que se ha ido calcificando. El consumo de ciertos productos ultra procesados, sumando a una mala alimentación, ha hecho que se calcifique. En consecuencia, la utilidad de esta glándula se ha perdido de manera muy fuerte, restándole importancia a la vida espiritual del ser humano.

El rapé, como producto natural y medicina milenaria, es capaz de destruir esa calificación y activar la glándula pineal.

¿Qué ocurre si la glándula pineal se activa?

Cuando una persona logra tener un domino de su glándula pineal, adquiere la destreza de tener un control de su propia energía. Sin llevar esta cuestión al apartado espiritual o místico, tener activa la glándula supone tener un gran autocontrol, dada la gran liberación de dopamina y euforia que siembra en el cuerpo. El metabolismo se estabiliza.

Llegar a este nivel, le proporciona a la persona, no solo un control de su cuerpo, sino también de sus emociones. Que el cuerpo humano adquirir este tipo de armonía consigo mismo, supone ya una experiencia espiritual. La mente, al estar equilibrada con el cuerpo, está más propensa a mantenerse despierta.

Es justo ahí donde la persona es consciente de su unidad con la Vida. Y la existencia misma, el mundo que define su realidad, le comunica lo que realmente necesita saber para mantener ese autocontrol. La euforia que vive el cuerpo se transforma en fe y esta fe en un despertar que le permite a la persona un visibilizar más profundo sobre su experiencia de vida.

Esa sensación refrescante y libre que proporciona la glándula pineal al activarse, es precisamente lo que muchas personas anhelan alcanzar a través de las experiencias psicodélicas. El uso de hierbas y sustancias, logran producir en el cuerpo una experiencia que simula a lo que se vive con la glándula pineal activada.

Los chamanes y la glándula pineal

Cuando la glándula pineal se activa, ésta a su vez activa los restantes vórtices energéticos del cuerpo humano. La energía del ser humano, que es la misma que da vida a las pulsaciones del corazón y le permite al ser humano tener un sentido del equilibrio, se armoniza, se potencia con el despertar.

El chamán que acude al rapé para aportar a la descalcificación de esta glándula conoce a fondo esto. Su misión, frente a la persona que desea liberarse y tener una experiencia espiritual, es la de identificar qué tanto polvo rapé necesita la persona, como también reconocer cuál es su intuición.

Porque el chamán, más allá de ser un experto en hierbas medicinales, tiene una historia de vida que le permite tener una intuición muy clara sobre quién es la persona. Es ante todo un psicólogo, alguien cuya madurez es fruto de años y años de convivencia con la naturaleza y la vastedad del universo.

Por eso, desde antes de que la persona viva su experiencia espiritual, lo primero que identifica el chamán es si la persona desea utilizar el rapé como una alternativa recreativa, por simple curiosidad o porque necesariamente anhele tener un despertar espiritual, partiendo de la estimulación de la glándula pineal.

Vivir el despertar

La sola presencia autoritaria del chamán, su intuición y su seriedad ante los rituales, son fundamentales para que la experiencia no sea meramente recreativa. El chamán entiende que en la medida en que la persona conciba lo serio que puede ser esta experiencia, más sanamente será el despertar de la glándula pineal.

Porque en el momento en que la glándula pineal se activa pueden ocurrir varios fenómenos. Si la persona no concibe los alcances que tiene el que su mente y su cuerpo estén armonizados, es posible que su imaginación lo lleve a tener una experiencia meramente sensorial. Su enfoque se limitará a gozar del estado de delirio que le otorga ese despertar.

Pero si en cambio, el chamán asume la responsabilidad de enseñarle cómo tener control sobre su mente y su pensamiento, entonces la experiencia sensorial adquiere un matiz espiritual. Y lo espiritual no se refiere propiamente a que la persona se olvide de su cuerpo, de su materia, y deje que su esencia “fantasmal” sea la que defina la realidad.

Lo espiritual en este caso, es solo el concebir los alcances de sus vórtices energéticos y empezar a disfrutar lo que su intuición despierta le comunica. Eso es en esencia lo que se puede alcanzar de la mano a una experiencia con el rapé, que se viva con un chamán o con un terapeuta que reconozca a fondo el valor de los chacras en la vida del ser humano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp
1
Chat?
Hola!
En que puedo ayudarte?