fbpx

Es el rapé una droga

Si te gusta comparte y ayudanos a crecer

Es el rapé una droga

Existe mucha documentación sobre el rapé y su historia. Los registros que se tienen en la actualidad trabajan mucho el tema de su consumo tradicional y su empleo dentro de las comunidades indígenas. En los países de occidente, su consumo generalizado, se ha convertido en algo tan normal como lo es el mismo tabaco.

Los estudios científicos se han enfocado más que todo en su efecto adictivo y el impacto de su consumo en la sociedad. Algunas perspectivas respecto a la salud se centran en sus efectos nocivos para la salud de los pulmones y el sistema respiratorio. No es de extrañar que en todos estos estudios siempre se concluya que el gran problema del rapé es su consumo excesivo.

Porque cuando se habla de estudios realizados de cara a las tradiciones indígenas, se defiende mucho el valor ceremonial, el concepto de cómo su consumo representa todo un ritual, enfocado en aliviar a la mente y el cuerpo de sus tensiones. De hecho, en este caso no se habla de estudios científicos, sino antropológicos.

Recordando un poco sobre su historia y occidentalización

Al rapé realmente no se le puede concebir como una droga estimulante. Hay muchas razones que juegan a favor sobre su consumo y cómo un uso responsable puede aportar en gran medida a la salud de una persona. Si se revisa la historia del rapé, se puede observar que éste mismo se introdujo en Europa por parte del médico y botánico Francisco Hernández de Boncalo, en el año de 1518.

Para el año de 1561, Jean Nicot se hizo cargo de usar el rapé para que Catalina de Médici lo usara como un tratamiento para los fuertes periodos de migraña que padecía su hijo. Claramente esto demuestra que el punto de partida que vivió el rapé, en su occidentalización fue medicinal. No se concebía para entonces su uso como algo psicoactivo, recreativo o alucinógeno.

Las personas que empezaron a consumir rapé con frecuencia, sabían que solo abusando y excediéndose en su consumo podrían tener experiencias sensoriales estimulantes y/o alucinógenas. Fue en Occidente, y no en su continente de origen, donde se desvirtuó su uso para comenzar a ser percibido como estimulante y entrar en la mira por las autoridades como un narcótico.

Su efecto medicinal

Así como existen estudios científicos que se centran en investigar el impacto del rapé en el sistema respiratorio o su probabilidad de generar enfermedades cancerígenas, también se ha demostrado por otras investigaciones todo el aporte que ofrece este producto en la salud del ser humano.

Ya en otra ocasión en este blog se ha advertido que el rapé ofrece un gran beneficio a la hora de expulsar parásitos nasales y el moco, siendo muy eficaz para eliminar las flemas. Otros aportes tienen que ver con el alivio de migrañas, sinusitis y rinitis. Se considera a su vez como un excelente relajante muscular.

Algo interesante de estos estudios, tras reconocer el efecto positivo del rapé en el metabolismo del ser humano, es que se ha entrado a aceptar el beneficio que cumple sobre la mente. El rapé permite al cerebro organizar sus ideas y alcanzar un nivel de respiración muy relajante, por lo que es bastante útil para meditar.

Otros estudios, que ya entran en el plano de lo esotérico, han intentando convencer a la ciencia de que el rapé es realmente útil para alinear los chacras y la eliminación de malas energías. La ciencia se suele presentar siempre un poco escéptica al concepto de los vórtices energéticos, pero no niega que sí existe un equilibrio respecto a la energía de la persona, concediéndole al consumir un estado de armonía.

¿Cómo se consume en las comunidades indígenas?

En las comunidades indígenas, el rapé tiene un respeto muy tradicional, cultural y, ante todo, sagrado. Se presenta el rapé como un producto proporcionado por las fuerzas de la naturaleza para apoyar el destino del hombre, comprender su razón en el mundo y armonizar su existencia.

La filosofía instaurada por los chamanes y una tradición que se respeta generación tras generación, busca usar el rapé como una alternativa para entender la dimensión espiritual que hace parte del ser humano. Existe toda una cosmovisión avanzada, que entra a reflexión que nuestra experiencia en este mundo material es pasajera.

El acercamiento al rapé tiene que con un uso no solo medicinal, sino ante todo sobre el autoconocimiento, el romper arquetipos y tener una visión muchísimo más hermosa sobre la razón de la vida humana. Es imposible para un chamán concebir el rapé como una sustancia que esté orientada a perjudicar la salud del cuerpo o ir en contra de los valores de su tradición.

Una comparativa con las bebidas alcohólicas

¿Es la cerveza una droga? ¿Es el vino un producto narcótico? En ambos casos, ambos tipos de bebida son alcohólicas, que generan una sensación estimulante sobre el sistema nervioso, logrando relajarlo. No al nivel que podría proporcionar el rapé, pero si como algo tan recreativo a lo que podrían proporcionar otras sustancias.

Pero, a pesar de estos efectos, en ambos casos, la cerveza y el vino, son productos que poseen un alto valor nutritivo. La cebada, el lúpulo y las uvas poseen una composición vitamina lo suficientemente sana como aportar al metabolismo. ¿En qué momento empiezan a ser nocivas?

Sí, una vez más su nocividad acontece cuando se abusa de su consumo. Y precisamente en razón a eso, las entidades gubernamentales de todo el mundo obligan a los productores de bebidas alcohólicas que adviertan sobre los peligros de su consumo excesivo. ¿Pero quien puede o no impedir que una persona abuse de su consumo?

¿Cuál es tu punto de vista?

De manera que al final, todo depende de tu propia óptica a la hora acercarte al rapé. Si decides usar el rapé solo como un psicoactivo y te dejas llevar por la adicción, la perspectiva de que el rapé es una droga solo será tuya. Nadie más puede establecer en ti dicho concepto: ni el gobierno, ni tus familiares, ni la persona que te lo vende.

Para aquellos que conciben el rapé es algo que puede aportar a su metabolismo y pueden consumir con una óptica cultural, el rapé es entonces un producto medicinal. ¿Serías capaz tú también de usar el rapé de la misma manera? ¿Podrías tener una formación cultural y sana sobre su consumo para no acudir al rapé como un narcótico?

Su consumo excesivo solo depende de ti. Eres tú quien decide si observar el rapé como una droga o un producto medicinal que puede aportar a tu estilo de vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp
1
Chat?
Hola!
En que puedo ayudarte?